14 feb. 2012

La tauromaquia habla francés cada vez más

Las arenas de Colliure
La decisión municipal anunciada este mes de febrero de demoler la pequeña plaza de toros de Colliure para destinar el terreno a estacionamiento de coches no ha de inducir a engaño: la tauromaquia se está convirtiendo en una especialidad del sur de Francia, donde se ve desprovista de la retórica castiza española. Tan solo en el Rosellón norcatalán, se mantiene la temporada taurina en Millars y sobre todo en Ceret, donde los toreros hacen el
paseíllo con la música de la sardana La Santa Espina. En el Languedoc, la temporada de Pascua en Nimes goza de celebridad internacional, así como la de Vic-Fesenzac en la Gascuña, no tan glamourosa: “A Vic por los toros, a Nimes por los toreros”, dicen los aficionados franceses. 
El empresario taurino y ex torero francés Simón Casas acaba de ser nombrado en enero de 2012 director de la plaza madrileña de Las Ventas, en paralelo con las que ya gestiona de Nimes, Valencia y Mont-de-Marsan, en una decisión considerada como la culminación de un liderazgo tauromáquico francés. 
En cuanto a Colliure, las pequeñas arenas fueron construidas junto a la estación ferroviaria en 1889. Sus actuales instalaciones desmontables se pusieron al día en 2001, aunque ya solo acogían novilladas veraniegas por la fiesta mayor de Sant Vicente el 16 de agosto. El delicado problema del estacionamiento de coches en la localidad marinera durante el verano ha pesado  en la decisión. 
Por otro lado, el 18 de febrero se celebra en el Museo de Arte Moderno de Ceret el coloquio organizado por el círculo ATYP (Arte, Toros y Pensamiento) que contará entre otros con el torero y pintor Luis Francisco Esplá, el torero y escritor Alain Moncouquiol (Nimeño Ir), el pintor Claude Viallat y el músico Pascal Comelade, autor del cartel de las fiestas de toros de Ceret del año pasado y del CD “Ceret de toros” con la Cobla Mil.lenària.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada