19 feb. 2012

“Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000”

Unos usuarios potenciales del nuevo servicio
El reciente anuncio de la alcaldesa del distrito napolitano de Barra de que habilitará una zona de estacionamiento o love parking para que las parejas puedan hacer el amor en el interior del coche en un lugar más o menos seguro ha llevado muchos medios de comunicación a comentar el asunto com si descubrieran algo extraordinario.  En realidad se trata de una costumbre asentadíssima y yo recuerdo una lista de lugares predilectos, concurridos con nocturnidad por coches estacionados pero basculantes, por ejemplo
la plaza de San Anselmo en la colina romana del Aventino o, más cerca, la carretera barcelonesa de La Arrabassada, la antigua escollera o la pineda de la playa de Sa Conca a la salida de las discotecas de Platja d’Aro. Ignoro el motivo, pero todos ellos son lugares con magníficas vistas, donde la incomodidad del espacio interior encuentra otras compensaciones.
Ya lo decía el grupo de rock Los Inhumanos, al hacerse fugazmente famoso con aquella sonsonia que repetía: “Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000, en un Simca 1000...”. 
En Nápoles no han descubierto nada, pero los diarios de medio mundo han reproducido la noticia. Posiblemente lo han hecho por pura envidia, o tal vez por añoranza.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada