17 mar. 2012

Una visita intencionada al Museo del Exilio

En 1978 trabajaba de corresponsal en Barcelona del diario perpiñanés L’Independant. Sugerí al colega René Grandó la posibilidad de preparar en común un reportaje de restrospectiva histórica sobre el 40 aniversario que se aproximaba del éxodo republicano español, un hecho que marcó de lleno a esta comarca fronteriza. Me sorprendió que incorporase al equipo de trtabajo al cronista cultural del diario, Jaume o Jacques Queralt. La tarea que llevamos a cabo los tres, después también publicada en libro, me permetió descubrir que Queralt era otro hijo de aquel
éxodo. Sus padres cruzaron la frontera aquel infausto invierno de 1939 y fueron enviados como trabajadores agrícolas al pueblito interior de Barran (departamento del Gers), donde él nació en 1941. Jaume me llevó en una ocasión a Barran. Me dijo que era el lugar donde había aprendido a leer, a escribir y a jugar con los demás niños franceses. Más adelante visitamos juntos el nuevo Museo del Exilio en la localidad fronteriza de La Jonquera.

0 comentarios:

Publicar un comentario