6 abr. 2012

Imágenes de Argentina: la parrilla nacional (2)

Algunos restaurantes de Buenos Aires monumentalizan el portal mediante una vaca disecada, plantada con un verismo barroco como reclamo de las especialidades de la parrilla nacional. Un ejemplar vacuno de taxidermista de la raza Aberdeen Angus detuvo mis pasos en una ocasión en la calle Suipacha para decirme en voz baja: “Vigila, aquí las vacas cantamos tangos de Gardel, de Cadícamo, de Manzi, de Eladia Blázquez... “.  
Sus palabras me parecieron otro reclamo bobo para turistas despistados. No se me ocurrió prosternarme ante el hecho y quise seguir mi camino. Pero en
aquel instante la vaca entonó la letra del tango “A un semejante”, de Eladia Blázquez, sin desafinar en absoluto: “Vení charlemos, sentáte un poco, no ves que sos mi semejante. A ver probemos, hermano loco, salvar el alma cuanto antes. Decí qué hacemos vos y yo qué cosa vos y yo sobre este mundo...”.
Acto seguido el animal volvió a la inmovilidad y me dejó atónito, sin más explicación que el propio tango. Preferí no darle crédito y seguí caminando.

0 comentarios:

Publicar un comentario