10 abr. 2012

Imágenes de Buenos Aires: la Fuente de los Catalanes (y 6)


En el punto de la céntrica plaza San Martín encarado a la calle Florida se encuentra la llamada Fuente de los Catalanes, obra de Josep Llimona regalada en 1931 por la colonia de emigrante al país de adopción, sin gastar más allá de lo debido. Fue colocada en el Parque Rivadavia durante cuarenta años, hasta que la hizo retirar una campaña de los vecinos contra la desnudez de la figura femenina inclinada sobre el vaso de la fuente, con el pecho en moderada suspensión y el
culo inevitablemente prominente. Al parecer podía atentar contra la pureza de pensamiento de los niños usuarios del lugar. La contraprotesta de la colonia patrocinadora y, sobre todo, la influencia de un ministro de origen familiar catalán obtuvo que fuese restituida en otro punto más prestigioso de la ciudad, pero de menos roce con la desnudez, en la plaza San Martín, ante la embocadura de la calle Florida. La última vez que pasé ya no estaba, tal vez retirada temporalmente por restauración, no lo sé.

1 comentarios:

  1. La fuente regresó a su lugar de origen, el Parque Rivadavia, de donde nunca debería haber salido si no fuera por el purismo católico.
    Fuet-i-Mate

    ResponderEliminar