13 jun. 2012

Objetivo: humillar a Grecia con otra vuelta de tuerca

Más de tres cuartas partes de los griegos se declaran partidarios de seguir en la zona euro y en la Unión Europea, lo que no significa que lo sean de las condiciones draconianas impuestas al rescate de su economía por parte del actual liderazgo alemán de la Unión Europea, un rescate que no ha dado otro resultado hasta ahora que el aumento de la miseria. La coalición de izquierdas griegas Syriza, favorita en las elecciones repetidas del próximo domingo, reitera del derecho y del revés que es partidaria de seguir en la zona euro y en la Unión Europea, pero también de renegociar con un mínimo incrementado de soberanía democrática las
condiciones impuestas al rescate. Ante tamaña “insolencia” la Unión Europea ha filtrado oficiosamente a través de la agencia Reuters que sus grupos de expertos están estudiando las medidas necesarias para expulsar a Grecia de la zona euro o incluso de la Unión Europea en caso de no aceptar las condiciones pactadas con los partidos griegos hasta ahora mayoritarios. Además de una medida de presión sobre el electorado heleno, es una amenaza en toda regla. De este modo, ¿dónde queda el valor democrático de las elecciones del próximo domingo en Grecia? ¿Y dónde queda el valor democrático de las instituciones europeas? Ya sabíamos que toda la crisis económica actual deriva de la degradación de las reglas del juego democrático por parte de las elites financieras, en connivencia con las políticas. Si en el caso de Grecia se suma a ello de forma tan descarada la Unión Europea, perdería la credibilidad democrática que le pueda quedar. De momento amenaza oficiosamente a los electores griegos, como si aun no los hubiera humillado lo suficiente.

0 comentarios:

Publicar un comentario