16 dic. 2013

De Willy Brandt no queda nada en su centenario

Este miércoles 18 de diciembre es el centenario del nacimiento de Willy Brandt, el alcalde de Berlín de 1957 a 1966, el premio Nobel de la Paz por la Ostpolitik de apertura al Este, el dirigente que llevó al Partido Social-Demócrata SPD al poder (del 31 % de los votos en 1957 al 45,8 % en su reelección como canciller en 1972), el presidente de la Internacional Socialista de 1976 a 1992, el hombre al que los nazis retiraron la nacionalidad alemana por resistir contra Hitler, en un país en que la desnazificación de posguerra fue simplemente posibilista y relativa (su antecesor en la cancillería de 1966 a 1969, el conservador Kurt Georg
Kiesinger, se afilió en su juventud al Partido Nacional-Socialista).
El partido de Willy Brandt ha caído en picado desde su muerte, se ha convertido en coprotagonista convencido de la misma política que la derecha, la involución liberal de la austeridad, los recortes y la desigualdad social acentuada. El SPD obtuvo en las elecciones alemanas de 2009 un 23 % de los votos, el peor resultado de su historia. 
El canciller social-demócrata de 1974 a 1982, Helmut Schmidt, subió en silla de ruedas, a los 92 años, a la tribuna del congreso del partido celebrado en Berlín en diciembre de 2011. Entre ovaciones, acusó al gobierno de Angela Merkel de romper el equilibrio ideado por los fundadores de la Unión Europea para frenar la enfermedad crónica del nacionalismo expansionista alemán. “Los alemanes debemos rechazar el egoísmo nacional”, clamó Helmut Schmidt. Acto seguido suscribió la afirmación del principal filósofo alemán vivo, Jürgen Habermas: “Por primera vez des de la fundación de la Unión Europea, la democracia peligra”. El otro ex canciller social-demócrata más reciente, Gerhard Schröder, impulsor decidido durante su mandato de 1998 a 2005 de aquella involución neoliberal, aprovechó las vacaciones en la isla griega de Kos para manifestar el mes de agosto del pasado año que el gobierno de Merkel debía dejar de “linchar” a Grecia y que Europa no se podía concebir solo en términos de mercado. 
El SPD de Willy Brandt ha presentado como cabeza de lista a las últimas elecciones alemanas al ex ministro de Finanzas Peer Steinbrück, cuya política neoliberal en el gobierno de 1998 a 2005 abrió las puertas a la victoria de los conservadores. Ha obtenido un enclenque 25 % de los votos y se ha coaligado de nuevo con Merkel.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada