3 feb. 2018

El servicio ferroviario desfallece, el orgulloso viaducto de Colera no

A veces tomo el tren y bajo en la estación de Colera, entre Llançà y Portbou, para sentarme un rato en la hilera de humildes bancos que se entreven a escala diminuta en la parte inferior de la foto. Son el mirador de la obra de ingeniería del viaducto del tren de Francia. Los bancos fueron colocados por los servicios municipales bajo el vientre sonoro del puente, sometidos a su fuerza de gravedad y al retumbe del paso de los convoyes. El problema es que los trenes son cada día más escasos. El servicio ferroviario entre los pequeños municipios se halla miserablemente condenado al abandon. La falta progresiva de
conexiones horarias entre  Portbou y Cerbère constituye una vergüenza en aumento. De los quince trenes que llegan cada día a Portbou, tan solo la mitad van hasta la estación vecina de Cerbère y solo cuatro enlazan con los horarios franceses.
La parte superior en hierro del viaducto de 187 metros de largo, que vuela veinte metros por encima de la riera y el núcleo urbano de Colera, se vio retorcida y despeñada por la tramontana la noche del 5 de diciembre de 1877, durante su construcción y antes de ser fijada completamente a los cuatro pilares troncocónicos de obra, tal como consta en una truculenta fotografía antigua.
El viaducto original, construido en Francia por los talleres de Gustave Eiffel, pesaba 248.836 kilos. La misma compañía suministró otros puentes com el de Flaçà, el de La Valleta (Llançà) y el de les Peixateries Velles en Girona.
El viaducto ferroviario de Eiffel en Colera se mantuvo en servicio hasta 1916. La ampliación a doble vía exigió la construcción de uno nuevo más adaptado, encargado a La Maquinista Marítima y Terrestre barcelonesa. Es el que se contempla actualmente desde los bancos instalados en su panza y que está incluido en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Catalunya. 
Durante la Guerra Civil el crucero Canarias y la aviación legionaria italiana lo bombardearon repetidamente, sin lograr cortar la circulación ferroviaria con Francia. En el momento de la retirada, las tropas republicanas lo inutilizaron parcialmente en enero de 1939, aunque pocos meses después retomó el servicio. 
Ahora el servicio desfallece, a diferencia del orgulloso viaducto.



0 comentarios:

Publicar un comentario