29 jun. 2018

Costoja: el pueblo con nombres de calle más poéticos del mundo

Ayer cruzamos con el amigo Josep Lloret la frontera franco-española invisible del puente de Riumajor, en la flamante carretera abierta en 1995 entre Tapis (núcleo disgregado de Maçanet de Cabrenys, Alt Empordà) y Costoja (Vallespir) en el lado francés. La iglesia de Costoja, de comienzos del siglo XII, presenta uno de los portales románicos más hermosos del país, aunque no fuimos por eso. La localidad, de un centenar de habitantes, ha tenido el acierto poético y la primicia internacional de rebautizar todas las calles con imaginativos nombres bilingües. Se llaman Via Crucis dels Somnis Inconfessables (Chemin de Croix des Songes Inavouables), Escapatòria dels Tenaços Xiuxiuejadors (Echappatoire des Tenaces Chuchoteurs),

25 jun. 2018

La fonda Can Vilaró, el cielo palpitante del mercado de Sant Antoni

Después de casi nueve años de obras y una inversión de 80 millones de euros, el mercado de Sant Antoni se ha convertido en rutilante joya de la corona, el más moderno sin dejar de ser histórico de la activa red de 39 mercados de barrio de la ciudad. Con buen criterio, el Ayuntamiento ha concertado con las asociaciones de comerciantes la reducción de bares en el interior del mercado: de diez que eran antes a solo tres actualmente. El pasado sábado acudí dispuesto a desayunar de tenedor. El más amplio de los tres, anexo a la bacaladería Masclans, estaba cerrado. El bar Casa Blanca de Sergi Larregola, con ocho empleados que no daban abasto, no ofrecía nada de plato que me

22 jun. 2018

Los boleros suelen reaparecer donde menos se les espera

Las épocas en que ocupé algún cargo me tocaba acudir cada mes de julio al desfile de la feria de vanidades del Palacio de la Magdalena en Santander, donde la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo reúne un florilegio de sabios de cada ramo en un lugar asomado con elegancia a la bellísima bahía de la capital cántabra. Una proporción de asistentes dominaba visiblemente el arte de los pasillos, las palmaditas en la espalda y las cenas de compromiso. Por mi lado procuraba cumplir, aunque me escapaba a la primera ocasión a tomar el aire por el paseo en cornisa de la playa del Sardinero y a presentar mis íntimos respetos a uno de los pocos monumentos dedicados en este país a un bolerista. Se trata del busto erigido a la memoria del

20 jun. 2018

Madrugadas veraniegas con jazmín fragante en el casco antiguo de Sevilla

Los grandes diarios de distintos puntos de España solían ofrecer alguna plaza de estudiante en prácticas los meses de verano a las Escuelas de Periodismo de Madrid, Barcelona y Pamplona, antes de la invención de les facultades universitarias de Ciencias de la Comunicación. Llegué a Sevilla contratado de becario por el diario ABC de la capital andaluza. Me recomendaron alojarme en una residencia de la calle del Agua, en el casco antiguo cerrado a la circulación rodada. La calle solo estaba edificada de un lado, el otro era la muralla posterior del Real Alcázar, por encima de la cual desbordaba un jazmín monumental, fragante,

18 jun. 2018

Mesopotamia: el secreto placer de los saberes inútiles

Mantengo una vieja inclinación a favor de los saberes inútiles y las aficiones minoritarias, seguramente por eso me acaba de apasionar la lectura de un libro sobre la historia de la antigua Mesopotamia. Todos nos hacemos una idea de lo que las civilizaciones egipcia, griega y romana representaron. Los pueblos de la antigua Mesopotamia son los grandes olvidados, pese a que sin sus anteriores progresos ni la civilización egipcia ni la griega ni la romana habrían llegado donde llegaron. El primer inconveniente de la antigua Mesopotamia en la cultura general de hoy es la dificultad de situarla. El segundo, las etapas tan enfrentadas y cambiantes de aquella civilización. Mesopotamia significa en griego país entre ríos. Del

16 jun. 2018

Todos los mitos griegos, frescos del dia, en la paella de Cala Pelosa

El amigo Quim Curbet no me hizo subir ayer a ninguna de las ermitas telúricas sembradas a lo largo del país y se avino a una salida pagana en bañador al cabo Norfeu, lo más parecido que tenemos al mito griego de cabo Sunion, aunque aquí sin templo dórico al dios Poseidón. En la aislada y bellísima cala Jóncols, a medio recorrido del camino que costea entre Roses y Cadaqués, la hija del rey de los feacios Nausica hubiera podido enamorarse perfectamente del náufrago Ulises, embriagada por la fragancia de los eucaliptos y de las algas y posidonias que alfombran la arena de la playita. Es un paisaje antiguo poseído por una grandeza que no necesita grandiosidades, tal vez ni siquiera necesita mitos griegos. El filólogo Narcís Garolera sostiene

13 jun. 2018

La taberna de la esquina y el restaurante de lujo, todo a la vez

Ayer con Yvonne nos permitimos un extra, el grueso filete de buey chateaubriand que solo sirven para dos personas, en nuestro caso en el restaurante del hotel barcelonés The Serras del Paseo de Colón esquina con la calle de La Plata, donde lo ofrecen fijo en la carta. Los cortes de filete más selectos de la cocina burguesa afrancesada siempre fueron el filet mignon, el tournedos y el chateaubriand, cuando no nos embarcábamos con el filete Wellington (chateaubriand relleno de foie-gras y envuelto en una capa de hojaldre). Más adelante el afrancensamiento decayó y se impuso el chuletón y el bife. Nosotros echábamos de menos al chateaubriand acompañado por su salsa bearnesa y sus pommes

8 jun. 2018

Los libros más clásicos servidos con el método más moderno

Sabía cómo funcionaba el invento, pero quería verlo con mis ojos. La eficacia del resultado la daba por descontada, ahora me interesaba el procedimiento visto in situ, en vivo. Llegado al número 60 de la Rue Monsieur le Prince, cerca de la Sorbona y los Jardines del Luxemburgo, empujé la puerta de la librairie des puf. La marca se presenta escrita en minúsculas, dando por entendido que los clientes saben que la sigla significa Presses Universitaires de France. Me dirigí a la librera respetando escrupulosamente los saludos formales de rigor, que aquí encarnan una forma de convivencia, un sistema de trato de obligado cumplimiento. Le notifiqué que deseaba adquirir un determinado volumen del catálogo de la colección Que-sais-je? editado

6 jun. 2018

Como un intruso en la vieja Sorbona, por el ojo de la cerradura

Durante los ocho años en que trabajé como director de Comunicación de la UB en el caserón de la Plaza Universitat, una de las cosas que me seducía más era el aura del propio edificio, sus laberintos cotidianos, ya fuesen arquitectónicos o humanos. Seguramente por eso he querido visitar el interior de la Sorbona en el Barrio Latino parisino, una de las universidades históricas de mayor renombre. Cada día constituye un hormiguero de estudiantes y profesores, pero no está abierta al público. El primer domingo de mes ofrece una visita guiada como monumento histórico, a la que me acabo de acoger tras largas décadas de girar a su alrededor con los ojos muy abiertos. Actualmente el edificio, reconstruido en 1905 en un estilo renacentista