23 jul. 2018

El gran poeta surafricano lleva más de 30 años viviendo en Girona sin que nadie se entere

La República de Suráfrica celebra estos días con sentimiento dividido el centenario de nacimiento del padre fundador del actual país, Nelson Mandela, dado que el fin del ominoso apartheid y el gobierno de los sucesores de Mandela no ha significado una mejora suficientemente apreciable de las enormes desigualdades sociales. Uno de los principales autores surafricanos, conjuntamente con el premio Nobel J.M. Coetzee y Nadine Gordimer, es el poeta, narrador y pintor Breyten Breytenbach, que vive con su mujer francesa de origen vietnamita Yolande Ngo desde hace más de treinta años en Campdorà (Girona) sin que se haya enterado prácticamente nadie. No se debe a
ningún tipo de clandestinidad. No sé a qué se debe, no tengo explicación.
El matrimonio mantiene amistad con el actor Joan Anguera, su mujer Yvette Vigatà y la hija de ambos de origen vietnamita Joana Anguera Vigatà. A través de ellos fui invitado a la casa de Campdorà, a lo largo de una comida más que amable.
En paralelo con sus clases de literatura en universidades de todo el mundo, las exposiciones de sus cuadros y las iniciativas solidarias com la dirección del Instituto Gorée en Dakar, Breyten Breytenbach y su mujer viven todo el año aquí. Ha escrito decenas de libros traducidos a múltiples idiomas, aunque ninguno al catalán y solo uno al castellano (Confesiones de un terrorista blanco, traducido por Jordi Fibla en la editorial barcelonesa Versal en 1986). También desconozco los motivos de esta carencia. Joan Anguera dirigió la obra de teatro de Breytenbach El cant del boc en 1991 con la compañía La Gàbia, durante un mes en el Sant Andreu Teatre (SAT) barcelonés.
El escritor y pintor nació en una familia blanca acomodada de Suráfrica. El hecho de casarse en 1968 con Yolande Ngo le obligó a exiliarse, porque el matrimonio infringía la ley que prohibía las uniones mixtas. Fue detenido a su regreso clandestino y encarcelado como militante anti-apartheid. El 6 de diciembre de 1982 el diario El País tituló: “Liberado Breytenbach, el más famoso poeta surafricano, tras siete años de cárcel”. En su libro más divulgado, True Confessions of an Albino Terrorist, explica con una mezcla de crudeza y lirismo las experiencias en la cárcel. 
El día que fui a su casa en Campdorà me enseñó con afectuoso detenimiento el jardín, la biblioteca, el estudio de pintor. A la salida, después de una larga sobremesa, me obsequió tres de sus libros. Sigo sin aclarar las causas del desconocimiento del hecho que Breyten Breytenbach, empadronado en París reside una buena parte del año en Girona desde hace más de tres décadas.

0 comentarios:

Publicar un comentario