6 may. 2012

Yo votaría hoy a François Hollande

Si el tambor del Bruc se hubiera tocado otra cosa en vez del tambor ahora yo sería francés y hoy votaría a François Hollande, entre otros motivos para parar los pies a la política que impone la cancillera Angela Merkel a toda Europa. La tarde de domingo en que ganó el anterior candidato socialista a la presidencia francesa, François Miterrand, el 8 de mayo de 1981, me encontraba en París y presencié la cantidad de automovilistas
alborozados que tocaban el claxon y sacaban la cabeza por la ventanilla gritando: “Il est passé! Il est passé!”. Me acuerdo bien y espero revivirlo. Y si se me permite la frivolidad, la pareja del presidente Hollande, la periodista Valérie Trierweiler, no desmerecerá para nada en el Elíseo.
Con todo, no puedo dejar de citar el párrafo siguiente de la "Sabatina intempestiva" de Gregorio Morán ayer en La Vanguardia: "Solo una cosa me retrae de la victoria de Hollande: pensar en nuestros compañeros y compañeras plantando cara como si se les apareciera el "primo de Zumosol'. Los mismos hombres y mujeres que han arrasado con su incompetencia, si no con su corrupción, y sobre todo con su desvergüenza. 'Hemos ganado en Francia", oigo que dicen. Gane quien gane en Francia, ellos han perdido. Todo, empezando por el honor y acabando por la dignidad".

1 comentarios:

  1. Tant de bo es fagin realitat els teus desitjos, però tinc els meus dubtes. ¿És Hollande un veritable "home d'estat"?. Com quasi sempre, Gregorio Morán té el do de la clarividència.

    ResponderEliminar