27 mar. 2016

La actual condesa de Empúries se asombraría en el flamante museo de la villa condal

Siempre le encontré un tufillo feudal algo hinchado a Castelló d’Empúries, tal vez porque es una villa de 4.500 habitantes con catedral y condes en ejercicio, aunque también lo haya sido de recordados alcaldes socialistas, como el panadero Esteve Ripoll de 1983 a 1987. Mi vieja impresión se ha actualizado radicalmente estos días, a raíz de la visita al flamante Museo de Historia Medieval de la Cúria-Presó, renovado en 2015, de la mano de su joven director Jordi Canet. Intentar explicar al público de hoy a través de un equipamiento municipal el feudalismo medieval que marcó el lugar (hoy mucho más marcado por los 6.500 habitantes de Empuriabrava, la mayor urbanización turística lacustre de Europa, que le pertenecen administrativamente)
es un esfuerzo que merece sacarse el sombrero.
El céntrico edificio lo construyó el conde de Empúries en 1336 como complejo jurídico-penal. Ejerció de Corte de la Audiencia General del Condado, símbolo de su poder jurisdiccional. Hoy es otra cosa muy distinta, por fortuna.
Debo revisar mis viejas imágenes de Castelló d’Empúries, porque sobre el terreno se han visto muy revisadas. La monumental catedral gótica del siglo XV, la “catedral del Empordà", me sigue pareciendo desproporcionada, sobrada. Los condes no lograron que recibiera el rango canónico de catedral (hoy se llama basílica de Santa María), más por oposición del obispado de Girona que del Vaticano. Fue restaurada a cargo del Estado entre 1963 y 1977. Contiene los sepulcros de dos condes de Empúries, Ponç IV y Pere I. En 2002 los abrieron y encontraron restos de seis personas distintas, fruto probable de los sucesivos traslados. 
Los actuales condes de Empúries también han cambiado mucho. El título y las propiedades se siguen transmitiendo por vía hereditaria, de modo que la actual condesa de Empúries es desde 2006 Sol María de la Blanca de Medina Orleans Bragança, una muchacha sevillana nacida en 1986 en Nueva York y residente en París, hija de Ignacio de Medina y Fernández de Córdoba, duque de Segorbe –actual titular de la casa ducal de Medinaceli-- y de María da Gloria de Orleans-Bragança, princesa imperial del Brasil y prima del rey Juan Carlos (su abuela materna, María Esperanza de Borbón-Dos Sicilias, era hermana de la condesa de Barcelona, esposa de don Juan de Borbón). 
El padre de la actual condesa de Empúries, único superviviente en la actualidad de los cuatro hermanos (entre ellos Rafael Medina, duque de Feria, encarcelado de 1993 a 1995 por corrupción de menores y tráfico de drogas, fallecido en 2001 por sobredosis de barbitúricos), concedió a la hija al cumplir veinte años uno de los cincuenta títulos nobiliarios que acumula la casa ducal de Medinaceli. Poco después la muchacha pronunció en catalán el 2 de setiembre de 2006 el pregón de la fiesta mayor desde el balcón del ayuntamiento de La Escala-Empúries, un pregón muy bien estructurado en la línea de las preocupaciones de la juventud actual, por lo menos de la parte de la juventud que tiene patrimonio. 
El padre y anterior conde de Empúries ya pronunció el pregón de la fiesta mayor de Castelló d’Empúries el 9 de agosto de 1987 desde el balcón municipal y regresó en 2003 para la inauguración de la primera fase del archivo histórico, ahora modernizado. Destacó por ceder a la Generalitat una copia en microfilm del rico archivode los títulos catalanes que le pertenecen: el ducado de Cardona, los condados de Empúries, Peralada, Prades, Osona y Pallars, los marquesados de Camarasa y Aitona, los vizcondados de Cabrera i Bas y el de Vilamur, así como las baronías de la Conca d’Òdena y Arbeca. 
Puso como condición que una copia del microfilm fuese a parar a cada uno de los municipios implicados que lo desearan. De este modo el importantísimo archivo medieval del condado de Empúries (uno de los pocos creados en época carolingia que subsiste) se puede consultar hoy con comodidad por pantalla de ordenador en el archivo municipal de Castelló d’Empúries, dirigido por Marisa Roig. 
El título de conde de Empúries ha pasado por distintos linajes mediante alianzas matrimoniales. Desde el siglo XVII pertenece a la casa ducal sevillana de Medinaceli. La creación del título condal emporitano por los reyes francos remonta al siglo VIII y es uno de los más antiguos de Europa, de modo que la joven Sol María de la Blanca de Medina Orleans Bragança es la 54 condesa de Empúries, mientras que Cayetana Fitz-James Stuart era apenas la 18 duquesa de Alba. 
Después de aquella aparición en el balcón del ayuntamiento de La Escala-Empúries, la muchacha retornó al anonimato de sus estudios en el extranjero. En 2012 reapareció por carta, contestando desde París, con membrete de la casa ducal de Medinaceli, a la Asociación Salvem Querroig para confirmar que las ruinas de ese castillo fronterizo, situado entre Port Bou y Cerbère, son efectivamente de su propiedad y autorizando a la asociación a llevar a cabo las obras de salvaguardia que solicitaba, naturalmente a cargo de los voluntarios. Una cosa es la amabilidad y otra la propiedad y el dinero. 
El padre de la muchacha y anterior conde de Empúries también reaparece de vez en cuando en las páginas da actualidad. Los jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores, encabezados por Juan Manuel Sánchez Gordillo, el alcalde Marinaleda, ocuparon los jardines de su finca de Hornachuelos (Córdoba) y montaron una proclama contra el latifundismo. El 19 de junio del pasado año Ignacio de Medina y Fernández de Córdoba concedió una entrevista a “La Contra” del diario La Vanguardia sobre las sesenta generaciones de su linaje, los cincuenta títulos nobiliarios que suma y el estado actual de la cuestión: “La historia de mi familia es la de todos: la nobleza no podía vender sus propiedades, que heredaba el primogénito –aquí el hereu—y solamente se casaban entre iguales. Así que, matrimonio tras matrimonio, iba concentrando posesiones en Catalunya y luego se hizo aragonesa, valenciana, andaluza, castellana, gallega...”. 
Espero con interés la próxima aparición pública de la joven condesa de Empúries, que aun no ha visitado el flamante museo recién modernizado de Castelló d’Empúries.

0 comentarios:

Publicar un comentario