15 jun. 2016

Reencuentro con la viuda de Víctor Jara, cuarenta años después

La viuda Joan Jara y las dos hijas Manuela y Amanda han comparecido en el juicio iniciado este lunes en la ciudad norteamericana de Orlando --precisamente en la estremecida Orlando-- contra uno de los presuntos asesinos de Víctor Jara, el ex teniente coronel Pedro Pablo Barrientos Núñez, acusado de torturar y disparar contra el detenido en el estadio de Santiago de Chile que hoy lleva el nombre del cantante, convertido en el momento del golpe de estado del general Pinochet de setiembre de 1973 en campo de concentración y tortura de prisioneros. Barrientos reside en Estados Unidos
desde el final de la dictadura militar chilena y posee la nacionalidad norteamericana.
Tuve la fortuna de poder entrevistar a la viuda y las hijas de Víctor Jara
 cuando residían exiliadas en Londres, ciudad natal de Joan Jara. La entrevista ocupó tres páginas del semanario barcelonés Destino del 8 de setiembre de 1977, en el momento del cuarto aniversario de los hechos.
Lograr la cita con ellas no fue fácil, porque en plena dictadura de Pinochet las exiliadas desconfiaban de todo por motivos de seguridad. Amigos comunes hicieron posible la conversación y las fotos en su casita del distrito londinense de Holloway. Intercalé  fragmentos de les canciones de Víctor Jara con el escalofriante relato de la viuda sobre las circunstancias del asesinato y su esperanza activa de recuperación de la libertad en Chile.
La foto adjunta, tomada el lunes de la presente semana en Orlando a la entrada del juicio, me ha llevado a revivir la dignidad y el espíritu de la lucha que las tres mujeres me mostraron aquel día en la modesta casita londinense. Entonces Joan Jara tenía 50 años, Manuela 17 y Amanda 12. Hoy Joan Jara tiene 89, Manuela 56 y Amanda 51.
Los años no importan: algunas cosas son irrevocables, no prescriben ni caducan, tanto de las buenas como de las malvadas. “Te recuerdo, Amanda”... Y algunos verdugos, en algunos países, se sientan tarde o temprano en el banquillo de los acusados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada