24 ago. 2016

A la ciudad de Figueres le cuesta soñar más allá del Teatro-Museo Dalí

El reconocido arquitecto internacional Enric Ruiz-Geli, nacido en Figueres, no es profeta en su tierra a pesar de haber propuesto el año 2006 uno de los proyectos más atractivos, en apariencia inverosímil y al mismo tiempo perfectamente viable. Diseñó por encargo del municipio, durante el mandato del alcalde socialista Joan Armangué, el nuevo Centro Cultural Joaquim Xirau que debía levantarse en el núcleo histórico, sobre la antigua biblioteca de la calle Ample, entre el Teatro-Museo Dalí y el Ayuntamiento. Lo proyectó como edificio de cuatro plantas con un enjambre de 200 pechas flexibles de 50 metros de longitud en fibra de vidrio que emergerían desde la planta baja como de un jarrón gigante, cimbrarían al azar de la tramontana y
generarían energía eléctrica para abastecer las necesidades internas del equipamiento, gracias a un centenar de células cinéticas insertas en cada percha, que se cargan con el movimiento como las pilas de reloj de pulsera.
La maqueta prometía un edificio icónico protagonizado por la tramontana en la capital ampurdanesa. El presupuesto previsto era de 2,5 millones de euros, las obras debían comenzar en 2008.
El siguiente alcalde convergente, Santi Vila, que como jefe de la oposición durante el período anterior había situado la iniciativa dentro de “la larga lista de proyectos-humo que el alcalde presenta sistemáticamente cada cuatro años, antes de las elecciones”, lo mandó al cajón a dormir el sueño de los justos. En 2009 el arquitecto declaró que estaba renegociando con el nuevo Ayuntamiento otra ubicación del edificio. No se ha hablado más.
La ciudad de Figueres ha malgastado una magnífica oportunidad de ejercer la capitalidad dinámica del Empordà y de la tramontana, como si se conformase con la cola de turistas transeúntes del Teatro-Museo Dalí, los panes incrustados en la fachada de la Torre Galatea, los inmóviles huevos gigantes en la azotea y un admirable medallista olímpico en taekwondo de vez en cuando.

0 comentarios:

Publicar un comentario