27 nov. 2012

Dalí siempre vende, eso es lo que cuenta

-->
Que un faro de la modernidad como el Centro Beaubourg de París se refugie de nuevo en la exposición antológica de un clásico como Salvador Dalí constituye un recurso a la facilidad y una falta de imaginación. La anterior antológica daliniana en el mismo lugar, inaugurada el año 1979 por el pintor en persona, sigue siendo la más visitada (840.000 personas) en la historia del conocido centro cultural parisino, pero desde entonces han pasado más cosas en el mundo del arte contemporáneo dignas de verse reflejadas entre unas paredes que se querían vanguardistas al abrir en 1977. El hecho de ser la antológica daliniana probablemente más amplia de
todas las realizadas hasta ahora en el mundo (200 obras, entre ellas 120 pinturas) no deja de ser un aspecto de prestigio cuantitativo. La muestra está patrocinada por Abertis, la multinacional catalana de las autopistas de peaje. Después de París viajará el mes de abril al museo Reina Sofía de Madrid. No hay noticias que la complicada itinerancia se prolongue a otras ciudades.
En 2004 ya se organizó una nutrida retrospectiva de Dalí en Venecia y en 2007 en Londres, en este último caso alrededor de Dalí y el cine. Frente a los 840.000 visitantes de la anterior antológica daliniana en el Beaubourg, el Teatro-Museo Dalí de Figueres recibió el año pasado 916.560. En el Centro Pompidou me habría gustado ver otras cosas que no buscasen tan descaradamente la venta de entradas y el engorde del número de visitantes en el balance anual.

0 comentarios:

Publicar un comentario