19 mar. 2015

Premio internacional al entoldado como estructura de futuro

La última edición anual del premio Pritzker, el Nobel de la arquitectura, acaba de ser otorgado al arquitecto alemán Frei Otto, especializado a lo largo de toda la carrera profesional en entoldados de autor, que en lenguaje moderno de denominan estructuras móviles de cubiertas tensadas. La obra más conocida de Frei Otto fue el entoldado con que cubrió el estadio olímpico de Múnich en los Juegos de 1972, sin embargo un año antes el Museo de Arte Moderno de Nueva York ya le había homenajeado con la exposición “Natural Construction” sobre sus investigaciones alrededor de las estructuras ligeras de materiales mínimos con resultados máximos y en 1963 había despuntado con los entoldados monumentales de la Exposición
Internacional de Jardinería de Hamburgo en forma de moderna jaima multiplicada.
A pesar de todo ello no puede decirse que las propuestas de Frei Otto hayan triunfado mucho como modelo adoptado internacionalmente, menos aun en un país como el nuestro, donde los entoldados gozaron de una alta especialización profesional y un reconocimiento social hoy borrado de modo incomprensible. 
Los numerosos entoldados de las fiestas mayores de cincuenta años atrás representaban en Cataluña auténticos palacios populares, tanto por el atractivo externo como por la decoración interna y el uso funcional del espacio desmontable. Eran entoldados catedralicios, herederos de una larga tradición. Sin embargo desaparecieron del mapa.
Aun trabajan en Cataluña algunas empresas especializadas. En España opera una Asociación Nacional de Empresarios de Carpas y Estructuras Móviles, pero con un impacto social más lánguido que pocas décadas atrás. 
La moda de las nuevas carpas con función de discoteca parecía asegurar un relevo generacional para entoldados de formas renovadas, pero el recurso se consolidó poco. El último premio Pritzker de arquitectura acaba de recordar el potencial de este tipo de estructura arrinconada, con más razón en un país donde el clima hace proliferar las terrazas con toldos y cubiertas móviles que suelen destacar por la falta de ideas y la mediocridad práctica.

0 comentarios:

Publicar un comentario