3 dic. 2012

Las distintas corrupciones de Montcada i Reixac

Montcada i Reixac es un pequeño municipio de 34.000 habitantes limítrofe con Barcelona y encajonado entre dos autopistas, dos vías de tren de largo recorrido, diez polígonos industriales y la fábrica de cemento Asland. El paso de 300.000 vehículos diarios le han convertido en un tradicional campeón de los índices de contaminación. “Aquí muchos vecinos vamos con el Ventolín en el bolsillo”, declaraba recientemente un residente. Para acabar de redondearlo, la alcaldesa María Elena Pérez ha salido estos días fotografiada en los diarios a su entrada en los juzgados, imputada por un presunto delito de tráfico de influencias. Incluso si finalmente resultase exculpada, ya habrá pagado la
"pena del telediario", la condena de verse involucrada en los medios dde comunicación . En el linde del casco urbano se extienden los idílicos bosques de Vallençana, donde vivió de 1955 hasta su muerte en 1997 el crítico literario y traductor Juan Ramón Masoliver, en una de las ocho masías compradas por su abuelo cuando los barceloneses iban a tomar las aguas y a respirar, precisamente, el aire puro y libre de Montcada i Reixac.

0 comentarios:

Publicar un comentario