4 nov. 2016

Hoy se cumplen 80 años de los cuatro ministros anarquistas en el gobierno español

Hoy se cumplen 80 años de la entrada en el gobierno español, en el contexto de la Guerra Civil, de cuatro ministros anarquistas de la CNT-FAI. Este hecho insólito, único en la historia del movimiento obrero mundial, refleja la influencia mayoritaria del anarcosindicalismo, muy por encima entonces de socialistas y comunistas, pese a que posteriormente los libertarios se hayan visto combatidos y denigrados por todos los sectores ideológicos. En reconocimiento de su ascendiente sobre el movimiento popular, el gobierno presidido por el socialista Largo Caballero nombró el 4 de noviembre de 1936 a Federica Montseny como ministra de Sanidad, el reusense Joan García Oliver ministro de Justicia, el barcelonés Joan Peiró ministro de Industria y el murciano Juan López Sánchez ministro
de Comercio. Con Federica Montseny, España fue el primer país de Europa en tener una mujer ministra.
El derecho de voto de las mujeres había sido reconocido por las Cortes constituyentes de la II República en 1931 y ejercido por primera vez en las elecciones generales de 1933. En Francia las mujeres tan solo pudieron votar en unas elecciones generales a partir de 1945 y la primera mujer ministra fue nombrada en 1947 (Germaine Poinso-Chapuis, de Salud Pública y Población, en el gobierno presidido por el gaullista Robert Schumann). 
Los cuatro ministros anarquistas del gobierno español fueron destituidos tres los Hechos de Mayo de 1937, la cruenta guerra interna por la hegemonía del movimiento popular ganada por socialistas y comunistas. Menos de dos años después, Federica Montseny fue de los últimos combatientes en evacuar Barcelona el 26 enero de 1939, el mismo día de la entrada de las tropas franquistas. 
A pesar de disponer de pasaporte diplomático como ex ministra, cruzó a pie la frontera de El Pertús con los dos hijos pequeños (Vida, de cinco años, y Germinal, de siete meses), su madre enferma y con una pierna fracturada, la madre de su compañero y su hermana adoptiva con un hijo de un mes. Radicada en Toulouse, murió en 1994, a los 88 años. 
Joan Peiró fue entregado en febrero de 1941 por el ocupante alemán de Francia al gobierno franquista y ejecutado al año siguiente junto a seis cenetistas más en el campo de tiro de Paterna (Valencia). El reusense Joan García Oliver murió en el exilio de México en 1980. Juan López Sánchez regresó de México en 1967 y murió en Madrid en 1972. 
El movimiento anarco-sindicalista empieza a ser estudiado los últimos años sin la visión deformada de sus rivales ideológicos, ya sea la imagen de terroristas sanguinarios o la de utópicos sin sentido organizativo. Fueron los más numerosos y los más castigados del movimiento popular durante la II República, la Guerra Civil y el exilio.

0 comentarios:

Publicar un comentario