2 may. 2018

Los habitantes de la Tierra somos unos localistas ignorantes y viciados

La Agencia Espacial Europea acaba de divulgar el segundo atlas tridimensional de la Vía Láctea realizado por la sonda Gaia (foto adjunta), Incluye la posición, el movimiento y el color de 1.700 millones de estrellas de esta galaxia. La cifra representa el 1% del total, estimado entre 200 y 400 millones. El Sol es una de estos millones de estrellas y el planeta Tierra uno de sus satélites. A su vez, la Vía Láctea no es más que una de las distintas galaxias existentes. En el contexto del Universo, la Tierra es una migaja microscópica. No alcanza ni la categoría de estrella, porque no produce
su propia luz. Es un simple planeta satélite del Sol. La Tierra sería completamente intrascendente, banal y anónimo si no fuese el único planeta entre todos los millones existentes en que sabemos que se ha desarrollado la vida, desde las primeras moléculas hasta la vida inteligente del Homo mas o menos sapiens.
El minúsculo planeta Tierra es una gran excepción universal. Los humanos que lo habitan tienen muy poca conciencia del contexto global y de los graves peligros que amenazan la vida sobre la superficie de su pequeño planeta por culpa de la destrucción ambiental que protagonizan, de forma acelerada durante los últimos siglos.
Los astrofísicos disponen de instrumentos de investigación cada vez mas afinados sobre el Universo, sin embargo en el pequeño planeta donde viven sus progresos científicos se ven contrarrestados por una lenta destrucción paralela de los equilibrios que han hecho posible la evolución de la vida. Cada día conocemos mejor el mundo exterior, mientras vamos carcomiendo el interior.

0 comentarios:

Publicar un comentario