23 ene. 2019

El mito de Emporium también designó a un night-club

El nombre de Emporium ya era un mito de prestigio antes del inicio de las excavaciones oficiales en 1908 de la ciudad greco-romana de Empúries. En el Glosari publicado el 19 de enero de 1906 en el diario La Veu de Catalunya, el rimbobante Eugeni d’Ors escribió un artículo titulado “Emporion”. No se refería exactamente a Empúries, que aun no había sido “descubierta” por los arqueólogos oficiales, sino a la ópera Emporium de Enric Morera, con libreto de Eduardo Marquina, estrenada en el Liceu el 20 de enero de 1906. El incípit del libreto operístico precisaba: “La acción pasa en Emporium, al finalizar la dominación romana”. Una vez comenzado a excavar el yacimiento, el nombre de Emporium designó asimismo un night-club barcelonés
inaugurado en 1927 por Emilio Serrats Soler. El nombre del local no aludía a musas griegas ni bacantes romanas, simplemente la familia Serrats era originaria de L’Escala.
El año anterior abrió el cine Emporium en el barrio del Clot (calle Independencia nro. 238) y en 1900 la tienda de instrumentos y partituras Musical Emporium en la Rambla de Canaletes núm. 129.
Los padres del fundador del night-club Emporium, Jaume Serrats Ros y Teresa Soler, se domiciliaron en Barcelona y tuvieron siete hijos. Uno de ellos, Emilio, creó el local de la calle Muntaner nro. 4 y le puso el nombre de clara resonancia del origen familiar. Para los noctámbulos se convirtió en casi tan mítico o incluso vez más que el yacimiento real de Empúries.
Era una sala de bailes modernos con servicio de señoritas para aprenderlos en la pista. Durante la posguerra mantuvo las “chicas de alterne”, se convirtió en uno de los nigth-clubs habituales del público acomodado y alternó las varietés con cantantes de renombre: Josephine Baker, Jacques Brel, Charles Aznavour, Gilbert Becaud, Juliette Greco, Tete Montoliu con su conjunto Tropical, Joan Manuel Serrat en los comienzos profesionales del año 1966, etc.
El Emporium fue adquirido en 1979 por los hermanos Antonio y Ramón Riba, antiguos propietarios de la sala de fiestas Scala, que lo van rebautizaron Muntaner 4. En 1994 mutó en Sala Muntaner de teatro, cerrando sus puertas hace pocos meses. El fundador del Emporium, Emilio Serrats, murió en 1993, a los 87 años.

0 comentarios:

Publicar un comentario