20 sept. 2019

Perpiñán tendrá alcalde de extrema derecha y entonces dará que hablar

Perpiñán era la segunda ciudad más poblada de Catalunya, aunque con bastante diferencia de Barcelona, al ser anexionada a Francia en 1659 para convertir-se en cul-de-sac de la geografía francesa. Trabajé en una época allí y en 2006 publiqué el libro A tres quarts d’hora de Perpinyà (Edicions 62). El título se refería a las previsiones que ofrecía la nueva conexión ferroviaria de alta velocidad. Sin embargo comprobé una vez más que la atracción, el interés y el conocimiento que ejerce la capital rosellonesa de este lado de la frontera catalana es muy limitado, por no decir prácticamente nulo. La frontera más alta de todas es la mental. El próximo mes marzo tendrán lugar elecciones municipales en Francia. En el caso de que el actual alcalde Jean-Marc Pujol no se presente la tercera reelección, puede ganar en Perpiñán el candidato Louis Alliot, dirigente del Front National de extrema derecha (ahora se llama Rassemblement National) y ex
pareja de Marine Le Pen. En las anteriores elecciones locales de 2008 obtuvo el 12% de los votos en la primera vuelta.
Si Perpiñán se convierte en la ciudad más poblada de Francia con alcalde del Front National (450.000 habitantes, sumando el área metropolitana que engloba de facto), entonces dará que hablar algo más. Será una concesión al sensacionalismo del fogonazo, sin más elementos de comprensión ni proximidad que los actuales, seguramente con errores de interpretación añadidos.
Seguiré recorriéndola con regularidad como hasta ahora. Sin embargo la sensación de distancia, de alejamiento, de separación se acentuará de forma injusta y consolidada.

0 comentarios:

Publicar un comentario