14 may. 2020

El tango ya no es (tan) machista, llegan “las bandoneonas”

El tango, como tantas otras cosas, era machista porque la época lo era. Actualmente Joan Manuel Serrat ya no saldría a cantar el tango “Amablemente” como hizo en el programa especial de Nochevieja de 1986 en TVE , aquel en que el hombre sorprende a su mujer en la cama con otro, le clava a ella amablemente “treinta y cuatro puñaladas” y deja marchar al amante porque “el hombre no es culpable en estos casos”... Incluso el instrumento más típico del género, el bandoneón, se ha convertido en bandoneona por la pléyade de ejecutantes femeninas, tanto en Argentina como a lo largo del mundo. Siempre hubo algunas, como las históricas Paquita Bernardo, Fermina Maristany o Nélida Federico, pero entonces eran la excepción y las de ahora ya no lo son. En Argentina despuntan con este instrumento central Carla Algeri, Eleonora Ferreira, Eva Wolff, Florencia Amengual, Sofia Calvet; en Francia Louise Jallu y Carmela Delgado, en Holanda Simone
van der Weerden, en Alemania Almut Wellmann (foto adjunta), aunque la lista es mucho más larga.
En París se acaban de formar el grupo Octetology, destinado a ofrecer una versión del repertorio innovador del Octeto de Buenos Aires de Astor Piazzolla. Su vídeo colgado a Youtube con la interpretación del tema “Marrón y Azul” de Piazzolla está a la altura del talento del maestro y le da una nueva vida, con la bandoneonista Carmela Delgado en primer término.
Pocos meses atrás se formó en Argentina la primera orquesta de tango exclusivamente femenina de la actualidad, con el nombre de La Empoderada. Del mismo modo que Piazzolla hizo posible uno de los relevos generacionales del tango a fuerza de imprimirle una nueva visión, “las bandoneonas” de hoy emprenden un camino similar.
En Barcelona, antaño "tercera patria del tango" después de Buenos Aires/Montevideo y París, se mantiene como puede el quintento del bandoneonista Marcelona Mercadante. Residieron en Barcelona Florencia Amengual y Almut Wellmann, ahora ya no.

0 comentarios:

Publicar un comentario