10 sept. 2019

El resonante “affaire Dreyfus” francés oculta a otros en Catalunya

El director Roman Polansky acaba de ganar el Gran Premio del Jurado del Festival de Cine de Venecia por la película El oficial y el espia (J’accuse) en la que rememora l’affaire Dreyfus que sacudió a Francia de 1894 a 1906, a raíz de la condena y posterior rehabilitación de un oficial del ejército francés de origen judío considerado injustamente como espía. Fue la batalla ideológica de la derecha reaccionaria y antisemita frente al laicismo republicano en ascenso, que este último ganó. Entre muchas otras reacciones, dio lugar al célebre artículo pro-drefuysard de Emile Zola "J’accuse", publicado en el diario parisino L’Aurore
como carta abierta al presidente de la República.
Simultáneamente ocurrieron en Catalunya dos otros “afffaires Dreyfus”, con resultado tristemente distinto. En 1895, siete años antes de fallecer, el popularísimo poeta Jacint Verdaguer se vio suspendido por el obispo de la condición de sacerdote, acusado de practicar exorcismos. No fue rehabilitado. La condena a divinis dio pie a su brillante serie de artículos En defensa propia.
Pocos años más tarde, el pedagogo y fundador de la Escuela Moderna, Francisco Ferrer y Guardia, era fusilado en el castillo de Montjuïc en 1909 como masón declarado culpable de instigar la quema de conventos y otros disturbios de la Semana Trágica, pese ala ausencia de pruebas y las campañas de opinión locales e internacionales. Ni siquiera el llamamiento de Joan Maragall en el célebre artículo “La ciudad del perdón”, que Prat de la Riba no quiso publicar en La Veu de Catalunya para no indisponerse con el gobierno, ni las reacciones escandalizadas de círculos europeos resultaron suficientes para evitar el fusilamiento en aquella España que evocaba de nuevo la imagen de la Inquisición y la leyenda negra.
Fue el segundo “caso Dreyfus” español, con la diferencia de que el famoso alegato de Emile Zola a favor del capitán Alfred Dreyfus sí que fue publicado por el diario L’Aurore y que el reo se vio rehabilitado, condecorado y reincorporado al ejército, tras una amplia y disputada campaña de opinión en Francia.

0 comentarios:

Publicar un comentario